sábado, 31 de mayo de 2008

La auto-aceptación

La aceptación.

Todo proceso de desarrollo personal y espiritual pasa por la auto-aceptación. Al aceptar mi existencia estoy aceptando todo lo que existe, estoy aceptando al otro, estoy diciendo sí al hecho de vivir aquí y ahora. Pero ¿qué debo aceptar? ¿mi personaje, mi rabieta, mi realidad…? ¿también he de aceptar lo que no me gusta?
Aceptar es aceptar y elegir es otra cosa. Cuando uno acepta lo que es, independientemente de lo bonito o lo feo que resulte, está abriendo una puerta hacia el cambio. Cuando acepto el ahora, recupero el poder del ahora y la energía necesaria para cambiarlo. Cuando no acepto el ahora, lo único que logro es postergar la misma situación por tiempo indefinido. Somos creadores de nuestra realidad, de la bonita y también de la fea, nos guste reconocerlo o no. El universo hace de todo menos pelear contigo. Si quieres que una cosa sea de una manera determinada, así será. Eres creador, co-creador con el universo. De hecho tú eres tu propio universo.
Aceptar es decir sí a la vida.

1 comentario:

ojhala dijo...

Hola, Jorge:

Has leído ya El Secreto? Lo has resumido bastante bien, aunque creo que para ser "secreto" es de sobra conocido...